Mi experiencia en Proyecto Culiacán

FILIBERTO MARTÍNEZ: «Más que una experiencia; donde te Encuentras con personas que ya están esperando esas palabra que Dios va preparando en tu corazón para que tú lo puedas sembrar en ellos y que te digan «háblame más», «quiero seguir aprendiendo», «voy a buscar de Él». Minutos extraordinarios donde puedes ver la grandeza de Dios mismo con tus propios ojos.» Y tú, ¿Ya estás listo para seguir viendo el poder de Dios en medio de las Étnias de México?

 

 

CHUY TEJEDA: «Es un Proyecto donde tienes oportunidad de convertirte en el canal de Dios para las etnias de México».

¡¡Aún estás a tiempo de participar!! Sembrando la buena semilla en las etnias de México.

 

 

 BELEN HERNÁNDEZ «¡Ser parte de este proyecto vale la pena! Es de gran bendición y nuestra mayor recompensa es poder ver a tantas personas que vienen a los pies de Cristo, gente que se atreve a dejar su pasado y deciden seguir a Cristo. Niños que te expresan con un abrazo y una sonrisa lo agradecidos que están de poder llevar el mensaje de la palabra del Señor hasta ahí donde se encuentran. Hay muchas cosas qué decir; sin embargo, les hago la invitación de que ustedes mismos vivan esta hermosa experiencia y que sean parte de #ProyectoCuliacán2019  

MIKE HENDRICKS
«Yo he participado en muchos eventos de misiones muy buenos sobre los años y mis experiencias en Proyecto Culiacán han sido muy productivos, más que todos los demás. El ejemplo de los participantes en servicio y confraternidad en el Proyecto es profundo. Los voluntarios que llegan a Proyecto Culiacán no reciben salario, al contrario hay costos que cubrir, pero cuando vemos el hambre espiritual de los jornaleros indígenas nos bendice lo más profundo de nuestro ser, y nos damos cuenta ¡que TODO lo que uno puede hacer vale la pena para alcanzar las almas para Cristo Jesús! Ellos están abiertos y preparados para recibir. Así les invito a orar por Proyecto Culiacán este año y participar como Dios les indique. Mat 28.19-20, Hechos1.8″

DANIEL DE JESÚS: «Una experiencia impresionante. Fue la primera vez que despertó en mí ese anhelo de ir y predicar de la Palabra de Dios. Algo que lo caracteriza es que le abre las puertas a todo aquel que llega. Las sonrisas de los niños, señores y señoras al escuchar una palabra de parte de Dios en su idioma. Es sorprendente al momento de ver todos esos corazones que responden al llamado para confesar que Jesucristo es su Señor; esa es la respuesta a muchas oraciones. Tu como yo puedes empezar, soy de origen zapoteco orgullosamente y Dios habla mi idioma.»

Leer más experiencias… dale aquí:

 

 

Translate »