Mi experiencia en Proyecto Culiacán

ALICIA LÓPEZ
“¡Dios te lleva con la gente que menos te imaginas! Encontrar a niños y adultos que nunca, nunca han oído del evangelio es un gran gozo. Al hablar de Cristo, la palabra tiene poder penetrante en la vida de la persona… No hay mayor privilegio que servir a Dios, ¡Invertir en lo eterno, en lo que permanece, en lo que trasciende!”

Alicia es una joven de origen mixteco que participó junto con miembros de su iglesia en el doblaje de la Película de Jesús de la región de Cuquila en Oaxaca. ¡Dale a Cristo lo mejor de tu vida y tu juventud!

BENJAMÍN AJA: “Es casi imposible resumirlo en una frase… ¡una experiencia única! Necesitamos vivirlo en carne propia, vivir la obediencia de “id y hacer discípulos” donde ves a Dios en todos lados, en las sonrisas de los niños, en las lágrimas sinceras de los adultos al oír el evangelio diciendo “háblame más” “ora por mí” “quiero cambiar mi vida”. Una experiencia donde Dios toca y transforma vidas… ¡incluyendo la nuestra! Espero en Dios puedan ir varios… se necesitan manos, ¡se necesitan obreros! Pues… ¿Cómo oirán si no hay quién les predique?”

LEXI BOYER
“Es difícil saber por dónde empezar a describir mi experiencia en Proyecto Culiacán. Creo que los otros participantes en el proyecto fueron lo más impactante para mí. Sí, estuve allí para servir a los demás, pero al ver el sincero amor por Dios entre los miembros me han dejado una impresión duradera de lo que significa el amor fraternal y la fe sincera. 1a Timoteo 1:5 dice: “Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida”.

Las personas involucradas en este proyecto tienen un profundo amor por Dios y por otros. Es sólo por la gracia de Cristo que podemos hacer un impacto en los trabajadores agrícolas migrantes para Jesús. Por la gracia de Dios regresaré al Proyecto Culiacán el próximo Enero. Esto fue lo más destacado de #ProyectoCuliacán2018 para mí y no tengo dudas de que Dios continuará trabajando a través de su palabra y su gente en este próximo proyecto. Por favor, oren por todos nosotros los involucrados. Y si estás pensando en participar no lo dudes, les recomiendo que hagan todo lo que puedan por venir.”

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, gafas y textoDIANA LOYO                                                    Cuando escuchamos sobre viajes misioneros viene a nuestra mente la gran comisión y la tarea de evangelización, para mí, Proyecto Culiacán fue más que éso. La primera vez que participé el Señor me mostró primero la condición de mi corazón, cuando nos disponemos a servir al Señor somos los primeros transformados por su gracia; al mismo tiempo que trabajaba en mí me permitió servirle a Él y a los demás.                                                                                                                     En este Proyecto he visto milagros de salvación, perdón y sanidad en los campos agrícolas al compartir las Buenas Nuevas con la gente de las Étnias de México; también he conocido grandes amigos y cada año Dios sigue trabajando con mi carácter mientras trabajamos en equipo para su obra. Ciertamente Proyecto Culiacán no es el único lugar donde Dios se manifiesta, sin embargo, es una buena oportunidad para conocer más al Dios que adoramos y darlo a conocer a otros en su propio idioma.”

 

CINDY CRUZ: “La mejor de las experiencias, vale la pena cada esfuerzo por ir y llevar el mensaje de salvación cuando la gente te dice “vienes desde muy lejos para hablarme de Dios a mí?”

¡Ora por obreros, apoya, ven a Proyecto Culiacán! Sembrando la buena semilla en las etnias de México.

 

 

 

 

Translate »